Pepi & Jose – Postboda

Le teníamos muchas ganas a este trabajo, para nosotros Pepi y Jose se merecían lo mejor de nuestras visiones por varios motivos: por como son, por lo que son, por lo que significan, por como sienten, por lo que transmiten y un sin fin de innumerables razones que nos hicieron visionar con el máximo cariño este fantástico postboda.

Decidieron hacerlo en dos partes, una con ropa informal y otra vestidos de boda. El fin de esto sería  una posterior maquetación con dos partes claramente diferenciadas en escenarios y localizaciones pero con una continuidad unitaria. Igualmente, en todas las localizaciones teníamos la tarea, por petición de los novios que predominaran los siguientes colores: verdes, azules, y marrones, y ya sabéis que a Dos Visiones nos encantan los retos.
Para la primera sesión los novios eligieron Bolonia y alrededores, lugares inmejorables, muy vírgenes y que darían ese punto onírico y atemporal en las fotos. Para nosotros esa sesión (concretamente la de ese día) fue todo un desafío que pronto se convirtió en placer, ya que compartíamos escenario con Santi de “Desenfoquevideo“, que bajo nuestro humilde punto de vista es uno de los mejores videografos del momento en este difícil mundo de las bodas. La sesión fue inmejorable, directamente notamos buena conexión con Santi y su equipo, cosa que nos hizo trabajar comodísimos: con mucha imaginación y sin pisarnos planos los unos a los otros; Pepi y Jose notaron directamente el buen rollo entre colegas del ramo, y eso hizo que todos disfrutáramos de una tarde entre amigos.

Para la segunda sesión el rumbo fue Zahara. Era agosto y pensábamos que la playa se llenaría rápido, así que quedamos temprano para poder sacar ese azul del cielo tan “Zahareño”. Cosas del destino, el día amanecía nublado, con niebla, y si….era agosto, y estábamos en Zahara, pero como decíamos antes nos encantan los retos…

Muchas veces lo inesperado es mas seguro y sorprendente que lo planeado, y quien nos iba a decir que una simple bajada a la playa daría tanto de si. Conseguimos el verde de unas adelfas, tiramos del marrón de la arena de la playa y la piedra ostionera, y el azul, imposible de sacar del cielo ese día (imposible de sacárselo al cielo porque todavía no dominamos el hechizo de disipar nubes…) se lo pedimos prestado al mar. Seguimos en el faro, y una buena caída con bocazo incluido de aquí, este humilde aprendiz de escribiente hizo reírnos muy mucho del momento… divertidísimo, lástima que no hay fotos, una pena, no superé la prueba de Ninja… jajajajaja. Para terminar optamos por un precioso campo de girasoles, eso si, lleno de bichos, que con la calor siguieron todos muy de cerca que es lo que se tramaba por sus territorios floreados. Y esto fue todo, un año tardamos en completar este maravilloso trabajo, pero eso si, creemos que mereció mucho la pena, y si no, pasen y vean.

¿Con que nos quedamos? pues con la sensación de tener a dos grandísimas personas delante y detrás de las cámaras, antes, durante y después del postboda, de tener la suerte de no haber visionado un postboda, de haber visionado amor, mucho amor. Amor del duradero, tan duradero como las columnas de Baelo Claudia que siguen en pie, aun habiendo pasado por ellas el tiempo, el viento, la lluvia, el frío y el calor, que miles de años después siguen así, al lado del mar, mirando al mar, muy cerca la una de otra, juntos para siempre….y es que el amor verdadero es duro, fuerte, indestructible y atemporal como una piedra, y si es ostionera mejor que mejor….

3 Comentarios

  1. Gran trabajo, se nota que los detalles tienen mucho tacto. Un saludo

  2. Mxar

    Guauuu me has dejado sin palabras… Por la descripcion y por las fotos… No puedo decir ni mas ni menos que ENHORABUENA por este trabajo! Impresionante “pollo”

Deja un comentario

Tu email no será publicado
Campos obligatorios marcados con *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>